Todo Brownie

Todas las recetas de brownie

Blondies

El blondie es el hermano rubio del brownie, por eso tiene un color más blanquito. No tiene chocolate entre sus ingredientes (exceptuando los chips de chocolate), pero si que tiene las características nueces picadas.

Medio galleta, medio brownie ¿a quién no le gustan los blondies? La mejor parte es que son casi ridículamente fáciles de hacer: tienen menos ingredientes que las galletas (además no tienes que extender la masa con el rodillo) y son más fáciles que los brownies, porque no hay chocolate que derretir.

Blondies

Esta versión, hecha con chips de chocolate y nueces, es mi postre favorito de todos los tiempos, y todavía no ha llegado el dulce que le haya destronado.

Se puede personalizar muy fácilmente añadiendo los ingredientes que más te gusten: coco, almendras, arándanos, pistachos, un chorrito de Bourbon, etc. Los chips también se pueden cambiar por chips de chocolate blanco.

Ingredientes para hacer 16 blondies:

  • 100 g de mantequilla sin sal, derretida
  • 110 g de azúcar moreno
  • 65 g de azúcar blanquilla
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 125 g de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 130 g de chips de chocolate
  • 50 g de nueces troceadas

Así se hace la receta:

Calentamos el horno a 180 grados.

Engrasamos con spray desmoldante un molde cuadrado de 20 centímetros y luego lo tapamos con un trozo de papel vegetal, dejando un trozo que sobresalga por los lados para poder sacarlo mejor. Rociamos más spray desmoldan sobre el papel vegetal.

Con ayuda de una batidora amasadora equipada con un batidor plano, batimos la mantequilla derretida, con el azúcar, a velocidad media hasta que estén bien integrados (unos 2 minutos).

Añadimos uno a uno los huevos y el extracto de vainilla y seguimos mezclándolo.

A baja velocidad, incorporamos la harina y la sal hasta que estén apenas mezclados (no hay que mezclar demasiado).

Agregamos los chips de chocolate y los trozos de nuez y los incorporamos con una espátula de silicona.

Transferimos la mezcla en el molde ya preparado y lo introducimos en el horno durante unos 25-30 minutos, hasta que la parte superior esté ligeramente dorada y un palillo insertado en el medio salga relativamente limpio (hay que ignorar cualquier trozo de chocolate derretido).

Sacamos el molde y lo colocamos encima de una rejilla hasta que enfríe completamente (si lo sacamos en caliente el blondie se puede romper). Levantamos el papel vegetal de los lados (podemos ayudarnos de un cuchillo para separarlo) y lo cortamos en cuadrados.

Nos van a salir unos 16, dependiendo del tamaño que tengan.

Y tu que prefieres, ¿blondie o brownie?